Confianza y cumplimiento de las obligaciones legales

Un sistema de gestión ambiental basado en los requisitos de ISO 14001 permite a las organizaciones a demostrar a sus accionistas, comunidad y clientes que su negocio está basado en el compromiso de reducir el impacto ambiental, así como también en la reducción de costos asociados a el manejo de desperdicios y residuos.

El estándar ISO 14001 fue desarrollado en 1996 con la base de la experiencia de miles de organizaciones de todo el mundo en necesidades de partes interesadas y en el cumplimiento de leyes y regulaciones relacionadas con el medio ambiente. ISO 14001 es uno de los estándares más populares alrededor del mundo y el que ofrece mayores perspectivas de crecimiento debido a la preocupación creciente de la cuestión ambiental en mercados y estados. ISO 14001 puede ser aplicada a todos los sectores del negocio y a organizaciones de cualquier tamaño y actividad.

Los beneficios de ISO 14001

Con los consumidores, las legislaciones y los gobiernos ejerciendo cada vez mayor presión en los negocios para reducir su impacto ambiental, una certificación en ISO 14001 ayuda a las organizaciones a prepararse adecuadamente para hacer frente a futuros cambios en la legislación ambiental y a mejorar la reputación de la organización en este aspecto.

A través del reacondicionamiento de sus procesos con un sistema de gestión ambiental su empresa se destacará en el sector y consecuentemente ganará posición en el mercado e incrementará sus ventas. Adicionamente, pueden reducirse considerablemente los costos a través de un adecuado manejo de temas como reciclaje de desperdicios y residuos y utilización controlada de recursos energéticos y naturales.